MendiaK: Pico Asperla y Kruzeta

Kruzeta

INTRODUCCIÓN

La Sierra de Arkamo enclavada en la parte occidental de Álava, muro natural del valle de Kuartango y guardián de la cima principal de dicho valle, pico Marinda. Dicha sierra seria prolongación de la sierra de Badaia si no estuviese separada por el desfiladero de Techa debido al río Bayas.

La sierra es un sistema kárstico que podemos visualizar fácilmente nada mas llegar a la parte alta de dicha sierra. Debido a este tipo de terreno, podemos localizar una gran abundancia de Cuevas y Charcas en toda su extensión. Las cimas más elevadas de Arkamo son Kruzeta (1.164 m.), Montemayor (1.097 m.) y Repico (1.184 m.) Sus alturas presentan una morfología típica de altiplano, con grandes pastizales aprovechados por una nutrida cabaña ganadera.

PLANO DE LA RUTA

La ruta del mapa es realizada por otro usuario, ya que por aquel entonces no grabábamos las rutas.

  • Fecha: 15-03-2013
  • Lugar de salida:  Arriano – 760 m
  • Duración (con paradas y comida):   3 horas,  20 minutos
  • Distancia recorrida:  8, 31 Km
  • Montañeros: 2
  • Cimas:  Pico Asperla (1096 m), Kruzeta (1171 m)
  • Dificultad: Fácil (Media con nieve)
  • Condiciones Meteorológicas: Temperatura agradable con día soleado, capa de nieve de unos 20 cm y en algunos tramos más.

DESCRIPCIÓN DEL ITINERARIO

Comenzamos el recorrido en Arriano, desde el lavadero parte un camino a la derecha (señalizado con un tablón de madera). Dicho camino colina y se adentra en un bosque de pinos. Llegamos a un portón y tras pasarlo nos desviamos a la izquierda por un camino ascendente que nos obliga a cruzar un río.

Seguimos por este camino que zigzaguea para coger altura por el barranco de Melaria, marcado por mojones en los puntos principales, hasta que tras una larga cuesta rectilínea llegamos al collado superior llamado paso de Pozo portillo. En este punto giramos a la izquierda para seguir guiándonos por la cerca, pasamos cerca de una charca desde la que podemos divisar la cumbre de pico Asperla, a la cual ascendemos sin mayor problema.

Tras descender de pico Asperla, seguimos hacia la izquierda manteniendo el barranco a nuestra izquierda.

Nuestro siguiente objetivo es la grieta cercana a dicha cima, andamos con cuidado ya que la zona es kárstica y las grietas abundan por la zona, aunque son de poco tamaño pueden dar un susto.

Pero no me esperaba que pasara lo que pasó a pocos metros de la grieta, con la vista puesta en la grieta de gran tamaño dejé de fijarme en el terreno y como la nieve tapaba todo el terreno en uno de los pasos pisé y no encontré apoyo, y gracias a que eché los brazos hacia delante me logré agarrar al suelo. Un susto que me mantuvo alerta todo el recorrido, se trataba de una grieta de menor tamaño que la principal, transversal a ella y de la que desconocíamos su existencia.

Tras visitar la grieta volvimos sobre nuestros pasos para adentrarnos un poco y separarnos del barranco y de las grietas ocultas, nos dirigimos hacia la cima del Kruzeta, ya a la vista, hasta la altura del Bujero Orao o Ojo de Ruciribai, un elemento geográfico que comparten varias cimas del territorio (Ungino, Legumbe…).

Proseguimos la ruta ya con la vista fijada en la cima del Kruzeta, puesto que la nieve nos impide diferenciar cualquier sendero ascendemos el desnivel por lado mas asequible para nuestros ojos, cruzamos un pequeño hayedo y ascendemos directo. Tras unos metros ya diferenciamos perfectamente la cumbre, guardada por un pilar de rocas apiladas típico de las cumbres de esta sierra.

Al poner cada uno nuestra piedra en el pilar, proseguimos la marcha, viendo el terreno decidimos seguir con el plan y descendemos hacia las Charcas situadas a la vera de GR-282. Desde las charcas seguimos, o al menos creemos que seguimos la GR en dirección al paso de Pozo portillo, controlando los alrededores para encontrar la Cueva de La Molina, una cueva no muy grande pero con encanto y mas con la entrada semitapada por la nieve. Nos adentramos en la cueva y la revisamos hasta el final con la esperanza de encontrar alguna formación de interés.

Después de visitar la cueva volvemos al exterior y retomamos la GR-282 pasando cerca de una balsa de agua y guiándonos por las paredes verticales de Peña Colorada, llegamos a la cumbre del barranco de Melaria y descendemos por el mismo camino de ascensión.

GALERIA

CONCLUSIONES

Salida de invierno con clima primaveral marcada por la capa de nieve, la cual impedía un buen ritmo y dificultaba la visión de la forma del terreno. Buena elección de ruta para una tarde de viernes, una cima fácil con varios puntos de interés en la ruta que debido a la nieve tienen un encanto especial. Habrá que volver a esta sierra a realizar cualquiera de las cimas restantes.

ENLACES

Mendikat: Kruzeta

Al Filo de lo Improbable: Facebook, Twitter, Instagram

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Experiencias narradas, relatos vividos