MendiaK: Pikatxo

Pikatxo

INTRODUCCIÓN

Desde Vitoria-Gasteiz una de las sierras visibles es la sierra de Badaia, vista desde la que no tenemos gran precepción montañera por las suaves laderas. Pero hay otro territorio que constantemente tiene a vista la sierra de Badaia y es Kuartango.

Desde Kuartango, la sierra es una muralla  que delimita su parte oriental y se torna como una buena opción montañera. Por eso en esta ocasión hemos decidido atacar dicha sierra desde esta zona. En  concreto ascenderemos a Pikatxo desde Katadiano.

MAPA

  • Fecha: 30/05/2020
  • Lugar de salida: Katadiano  – 607 m
  • Duración (con paradas y comida):  2 horas, 10 minutos
  • Distancia recorrida: 6,5 Km
  • Montañeros: 1
  • Cimas: Pikatxo (865 m)
  • Dificultad:
    • Medio: 2
    • Itinerario: 3
    • Dificultad: 3
    • Esfuerzo: 2
  • Condiciones Meteorológica: Día despejado y soleado, con temperaturas frescas.

DESCRIPCIÓN DEL RECORRIDO

Dejaremos el coche en la plaza de Katadiano, un pequeño pero singular pueblo. Descendemos en dirección a Eskolumbe, pero cuando estamos en la pista, giramos a la derecha y posteriormente a la izquierda en dirección a un pabellón ganadero.

Pasaremos por unos restos rehabilitados de un lavadero junto al arroyo. Y en nada llegaremos a la nave ganadera. Cuidado al transitar por aquí, ya que hay varios perros sueltos, que si bien no parecían agresivos si que se alteraron con mi presencia.

Cruzaremos una portilla metálica y la pendiente comenzará a ser más pronunciada, en un cruce de caminos seguiremos de frente, sin tomar ninguno de los desvíos. El camino se convierte en senda para acceder a un balcón natural en el que tendremos vistas de Katadiano.

Dejaremos de ascender para tras pasar una alambrada, llanear por una senda de ganado. La traza es muy intermitente pero se puede seguir en todo momento. El mayor problema es que la vegetación está muy cerrada y no vemos claro el camino.

Aunque veamos diferentes desvíos, debemos mantener cota hasta llegar al barranco de la Toba. Sin ascender ni descender cruzamos la cascada de la Toba que se encuentra casi seca y nos volveremos a internar en el robledal.

Con la misma premisa de no ascender ni descender en cota, vamos atisbando restos de trazas de ganado, hasta lograr salir de la espesura del bosque. En este mismo instante nos encontramos con una senda, que asciende desde Etxabarri-Kuartango.

Tomamos esta senda en sentido ascendente y comenzaremos a aproximarnos al portillo de Tortura. Este es un acceso algo aéreo y nos permite caminar por la roca caliza sobre la Cascada de la Toba (aunque para días muy húmedos tenemos la opción de ascender antes del portillo y evitar los pasos expuestos).

Al llegar al portillo de Tortura, hemos realizado toda la ascensión de la jornada, ahora nos toca llanear por los cortados de la sierra de Badaia, en dirección sur hasta llegar a la cima del Pikatxo, señalada con un vértice geodésico.

Esta cima tiene unas vistas inmejorables del valle de Kuartango, la cima del Marinda y la sierra de Arkamu:

Tras disfrutar de las vistas volveremos a la zona del portillo de Tortura, pero esta vez un poco más al interior utilizando los caminos, al llegar de nuevo tomamos un camino que parte a la derecha, es un camino rodado que es el camino que nos acerca a la fuente de Torrogoitia.

Llanearemos pasando junto a un menhir a la vera del camino y una sima tapada por la vegetación y poco después nos encontraremos en la zona del manantial de Torrogoitia que cuenta con una instalación para ganado.

El manantial se encuentra en una sima a la que se puede acceder por unas escaleras, aunque por tiempo no bajé a revisarlo.

En este punto giramos a la izquierda para tomar otra pista, éste es el camino que nos llevaría a Ganalto, pero en nuestro caso tras llanear unos 800 metros, nos desviaremos a la izquierda para tomar un camino y acceder al portillo de Eskolumbe.

En el portillo descendemos por el camino, al llegar a un cruce podremos decidir, si seguimos descendiendo llegaremos directamente a Katadiano. Pero recomiendo girar a la izquierda para tomar un camino a la sombra de los árboles y embarrado.

Este camino nos llevará a la ermita de Eskolumbe.

La Ermita de Eskolumbe data de 1541 y cuenta con una talla medieval de la virgen de Ezkolumbe.

Esta ermita cuenta con unas praderas flanqueadas por pinares y múltiples mesas de merendero por lo que es un área recreativa bastante amplia.

Descendemos por dichas praderas y cruzamos la entrada a dicho área. Nos toparemos entonces con un bonito árbol tallado en madera con múltiples animales, perfecto para explicarle a los más pequeños.

Solo nos queda regresar por esta pista hasta Katadiano y subir a la plaza para acabar la ruta.

ITINERARIO FOTOGRÁFICO

CONCLUSIONES

Lo primero, esta subida tenemos vegetación muy cerrada y alta, por lo que recomiendo echarse repelente de garrapatas y revisarse tras la salida.

No recomiendo esta ruta en temporadas de agua, ya que si la cascada esta activa es posible que no podamos ascender.

Es zona de ganado y mastines por lo que hay que estar pendiente si nos topamos con alguno.

FAUNA Y FLORA

En la zona superior pude fotografiar una collalba gris, pero es una zona con mucha vegetación y multitud de especies de aves. Muy recomendable para avistarlas.

ENLACES

Track: Wikiloc

Mendikat: Pikatxo

Al Filo de lo Improbable: Facebook, Twitter, Instagram

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Experiencias narradas, relatos vividos