MendiaK: Peñalengua

Peñalengua

INTRODUCCIÓN

Entre las estribaciones de los Montes Obarenes, se encuentra dominando la llanura de la cuenca del Tirón desde su atalaya, hecho que hace que la denominen como «El púlpito de la Rioja» a Cellorigo.

En torno a esta localidad encontramos las características agujas de conglomerado de los picos de Cellorigo o Peñalengua, dichos picos están formados por varias filas de agujas, constituyendo una muralla natural, dichas agujas tienen diferentes dificultades de escalada siendo la más sencilla la que hoy nos ocupa, denominada Peña de Cellorigo o Peñaluenga, que aun no siendo la más alta, es la mas accesible y la que tiene buzón cimero.

PLANO DE LA RUTA

La ruta del mapa es realizada por otro usuario, ya que por aquel entonces no grabábamos las rutas.

  • Fecha: 30-07-2013
  • Lugar de salida: Cellorigo – 790 m
  • Duración (con paradas y comida): 2 horas, 37 minutos
  • Distancia recorrida: 6,1 Km
  • Montañeros: 2
  • Cimas: Peñalengua o Cellorigo (914 m)
  • Dificultad: Alta (Chimenea para acceder a cima)
  • Condiciones Meteorológicas: Altas temperaturas, salvadas por una brisa fresca.

DESCRIPCIÓN DEL ITINERARIO

Dejamos el coche en el pueblo de Cellorigo, subimos a la parte superior del pueblo, donde encontramos un depósito de aguas cercado con una valla verde, a la izquierda de dicha cerca, parte hacia la base de la peña más cercana una pista, la cual torna a la derecha para bordear la pared subiendo por la roca pulida, hasta llegar a una canal en la que giramos a la izquierda y ascendemos por una senda entre la vegetación.

Cuando el terreno comienza a descender optamos por tomar un camino hacia la derecha que se pierde entre el boj, una vez fuera del boj nos encontramos a los pies de la chimenea, la cual tras una trepada no muy complicada, ascendemos a la parte superior de la peña y tras varios metros llegamos a la cumbre donde nos espera el buzón cimero de Peñalengua.

Las vistas privilegiadas de las agujas de Cellorigo y los montes Obarenes:

Para descender utilizamos el mismo sendero que de subida, teniendo cuidado al destrepar la chimenea.

AVISO: Aquí acaba la ruta a Peñalengua, lo siguiente es un intento que nos salió mal a Zarata y La Paúl,

Una vez en el pueblo, la ruta nos supo a poco y optamos por seguir, yendo a La Muela y La Paul, para ello atravesamos las fincas con el objetivo de no dar tanta vuelta por la carretera, esta decisión nos permitió ver a corta distancia un corzo, que se escondía entre la maleza y que escapó en cuanto nos acercamos, una vez en la carretera tomamos un desvío por pista que por la cual ascendimos hasta un campo de cereales. Seguimos en la misma dirección por una senda que cada vez estaba más desdibujada.

Tal era el nivel de vegetación y espinos que había que tras un rato sufriendo y cuando teníamos las piernas acribilladas, decidimos aun viendo la cima no muy lejana, desistir ya que no había senda clara y era un suplicio seguir. Por lo que bajamos como pudimos hasta la carretera, tomándola hasta el pueblo de Cellorigo.

GALERIA

CONCLUSIONES

De esta salida puedo sacar dos conclusiones claras: la primera es que aun no siendo mi terreno, me sentí a gusto en la subida a la Peñalengua, aunque la bajada de la chimenea fue un poco mas complicada.

La segunda es que tengo las piernas acribilladas y doloridas y eso me lleva a pensar que cuando la senda desaparezca entre la maleza y vuelva a desaparecer al rato otra vez, es que no hay senda, desiste y ve para casa.

ENLACES

Mendikat: Peñalengua

Al Filo de lo Improbable: Facebook, Twitter, Instagram

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Experiencias narradas, relatos vividos