MendiaK: San Kristobal

San Kristobal

INTRODUCCIÓN

Hace un tiempo subimos a Hornillo y nos fijamos en esta cima cercana situada al norte de la misma, la cual nos llamó la atención.

Lo que no sabíamos es que al realizarla con nieve iba a ser un momento perfecto. Hoy la ascensión a San Kristobal desde Oteo pasando por el Molino de Oteo.

MAPA

  • Fecha: 26-12-2020
  • Lugar de salida: Oteo – 670 m
  • Duración (con paradas y comida):  2 horas, 33 minutos
  • Distancia recorrida: 10,4 Km
  • Montañeros: 2
  • Cimas: San Kristobal (963 m)
  • Dificultad:
    • Medio: 2
    • Itinerario: 3
    • Dificultad: 3
    • Esfuerzo: 2
  • Condiciones Meteorológica: Día frío y pavimento nevado, cielo soleado.

DESCRIPCIÓN DEL RECORRIDO

Dejamos el coche en Oteo, en nuestro caso antes de entrar en el pueblo. Y nos adentramos en el pueblo, justo antes de llegar al frontón (el cual es digno de visitar) giramos a la derecha, para descender por una calle que nos lleva a un arroyo.

Seguimos por dicha pista, por la que iremos ascendiendo sin esfuerzo mientras la misma se adecúa a los giros de la ladera y que nos sitúa en un pequeño valle entre Hornillo (a nuestra izquierda) y San Kristobal (a la derecha).

En un cruce de caminos donde la opción hacia el frente desciende, tomamos la opción de la derecha. Al llegar al siguiente cruce, tomamos a la izquierda. Este camino nos dejará en el Molino de Oteo y su respectiva cascada.

En la carretera principal seguimos por la derecha y a los 200 metros, antes de que la carretera se torne ascendente la abandonamos para seguir por un camino a la derecha junto al río.

Este es el punto más conflictivo de la ruta en invierno, ya que tenemos que cruzar el río sin puente y sin paso, por encima de las piedras. Si vemos que el río baja muy lleno y no estamos seguros de cruzar, mejor abortar misión.

Si logramos cruzar tomamos un camino que asciende a la derecha, en nuestro caso estaba muy embarrado por la mezcla del ganado y la nieve, pero fácil de subir.

Seguimos sin desviarnos hasta llegar a un collado, donde giraremos a la izquierda para seguir ascendiendo por el mismo camino y no lo abandonaremos hasta el cordal.

Una vez en el cordal, toca adentrarse en el robledal y ascender sin parar por donde los arboles nos permitan, pero sin abandonar la senda vertical. Sabremos que estamos en la parte superior cuando nos topemos con un roble de grandes dimensiones, se trata del roble de Muntilisantxo (o Montilisancho).

“Hay rutas que si las haces en el momento oportuno tienen un escenario perfecto.”

Desde aquí llanearemos sin perdida hasta la cima de San Kristobal, donde se encuentra al ermita advocada a dicho santo, este gran arbolado que otorga entidad propia a la cima, hace que no tenga vistas.

Para descender, tomamos el camino situado tras la ermita y descendemos por el mismo siguiendo el cordal oriental de dicha cima, que si que tiene vistas:

Al llegar a la pista principal, descendemos a Oteo junto a la cima de San Justo que podemos optar a subir.

ITINERARIO FOTOGRÁFICO

CONCLUSIONES

Ruta sencilla pero resultona, uno de esos montes que quedan olvidados por estar cerca de otros más apetecibles pero que si vas en el momento oportuno te sorprenden.

En nuestro caso fuimos con nieve y abriendo huella, fue perfecto.

ENLACES

Track: Wikiloc

Mendikat: San Kristobal

Al Filo de lo Improbable: Facebook, Twitter, Instagram

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Experiencias narradas, relatos vividos