MendiaK: Axkorrigan y Urtutxe

Axkorrigan
Macizo de Itxina

INTRODUCCIÓN

Itxina es un complejo kárstico situado en el parque natural del Gorbea, el cual se alza majestuosamente con paredes tomando forma de fortaleza natural, protegiendo el místico interior de dicho castillo, el punto mas alto lo encontramos en el Lekanda (1302 m), siendo también cotas características Altipitatz o Axkorrigan.

Axkorrigan se haya al norte de la formación siendo un buen vigía de la Bizkaia profunda y protegido por diversas agujas: los Atxas, territorio integro de escaladores forman un bello paraje donde los haya.

PLANO DE LA RUTA

La ruta del mapa es realizada por otro usuario, ya que por aquel entonces no grabábamos las rutas.

  • Fecha: 26-05-2013
  • Lugar de salida: Urigoiti – 420 m
  • Duración (con paradas y comida): 4  horas, 34 minutos
  • Distancia recorrida: 10,717 Km
  • Montañeros: 5
  • Cimas: Axkorrigan (1099 m) y Urtutxe (1090 m)
  • Dificultad: Media
  • Condiciones Meteorológicas: Día soleado y con buenas temperaturas, normales a estas alturas del año pero que nos extrañan tanto últimamente.

DESCRIPCIÓN DEL ITINERARIO

Desde el parking de Urigoiti, ascendemos por la pista cementada, que nos lleva hasta el ultimo aparcamiento acondicionado con merendero de varias mesas. Seguimos por la pista aunque dejamos el asfalto, ascendemos pasando varios portillos hasta que llegamos a un bosque de pinos, en el cual nos metemos a una finca la cual tenemos que cruzar hasta el lado opuesto y salir de ella por unas escaleras situadas bajo otro pinar en la esquina de dicha parcela.

Al salir de la parcela volvemos a la pista por la cual ascendemos hasta una explanada con bastante ganado que nos permite llegar a las faldas de Itxina adentrándonos en un hayedo, la senda esta bien marcada, convirtiéndose en un barrizal con el terreno húmedo.

Seguimos dicha senda entre hayas hasta que llegamos a un claro que nos obliga a descender, en dicho punto giramos a la derecha para ascender de forma directa al Ojo de Atxular, dicho ojo es una oquedad en la pared de la muralla de Itxina de forma rectangular que nos permite adentrarnos en el roquedo.

Una vez dentro del complejo de Itxina seguimos la senda hacia Supelegor, esta marcada con hitos y la senda es visible, pero hay que estar atento ya que un despiste en Itxina puede significar desviarse completamente ya que no hay referencias en las que centrarse, seguimos la senda pasando entre rocas y arboles hasta que descendemos a la zona en la que se encuentra la madre de todas las cuevas, la gran puerta hacia las profundidades: Supelegor.

La entrada es un cuadrado de tales dimensiones que impresiona nada mas verlo y te lleva a un mundo mitológico donde reinaban gigantes y caballeros…, no se puede pasar a su lado sin internarse en su oscuridad, la cual se ve rota por una luz que te hace pensar que es una salida, pero en realidad es una abertura superior de la cueva, lo que ayuda a situarse en el verdadero territorio en el que te encuentras. Un territorio que esta lleno de secretos, de aberturas y simas, de cuevas y dolinas.

Con ese pensamiento proseguimos la ruta, saliendo de Supelegor por una senda hacia la derecha, ascendiendo poco a poco hasta que llegamos al borde de la muralla, y nos encontramos a los pies del objetivo del día, Axkorrigan. Desde nuestra situación lo único que vemos es una cuesta que nos obliga a trepar por el sitio más asequible entre rocas afiladas hasta la cota superior, y tras unos metros de subida a ella llegamos.

En la cima nos encontramos con una panorámica poco conocida, una vista hacia la Bizkaia profunda, desde donde podemos ver Urkiola, Bilbao e incluso intuir el mar.

Una vez repuestas las fuerzas en la cima comenzamos el retorno, en un principio la idea era regresar por la ruta realizada pero una vez allí tomamos la ruta que lleva por la cresta hasta el ojo de Atxulaur, lo cual nos permite ascender a la cota de Urtutxe, en la que hay un buzón gracias al cual adivinamos la posición de la cima.

La vuelta es similar al camino recorrido, es decir una senda entre rocas guiada por hitos y teniendo siempre un ojo avizor para no perder el rumbo. Una vez en el Ojo de Atxular solo nos queda descender por el mismo camino de subida.

GALERIA

CONCLUSIONES

Majestuoso paisaje que te embriaga nada mas pisarlo, buena salida para ir con tiempo y disfrutando de todos y cada uno de los sitios por los que la ruta te hace pasar. Sin duda Itxina merece mas de una visita y prometo volver a perderme por sus sendas y sus rocas. En dias con niebla tener cuidado ya que no hay referencias y un GPS nunca esta de más para disfrutar sin miedo a perderse.

ENLACES

Mendikat: Axkorrigan, Urtutxe

Al Filo de lo Improbable: Facebook, Twitter, Instagram

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Experiencias narradas, relatos vividos