MendiaK: Alto del Silo, Butxisolo y Kapildui

Kapildui

INTRODUCCIÓN

Hoy continuamos nuestra andadura por los montes de Vitoria, esta vez ascendemos al conjunto formado por Butxisolo y Kapildui, en donde podemos encontrarnos con diversos lugares descritos a continuación.

Kapildui, máxima cota de los montes de Vitoria es una cima con historia que albergó un castillo y hoy en día esta coronada por otra torre bien diferente, el radar de Euskalmet. De dicho castillo, castillo de Arluzea, solo quedan las piedras sobre las que se alza el vértice geodésico.

PLANO DE LA RUTA

La ruta del mapa es realizada por otro usuario, ya que por aquel entonces no grabábamos las rutas.

  • Fecha: 31-05-2013
  • Lugar de salida: Okina – 794 m
  • Duración (con paradas y comida):  3 horas, 8 minutos
  • Distancia recorrida: 12,512 Km
  • Montañeros: 2
  • Cimas: Alto del Silo (1021 m), Butxisolo (1135 m) y Kapildui (1177 m)
  • Dificultad: Media
  • Condiciones Meteorológicas: Niebla densa cargada de agua y bajas temperaturas.

DESCRIPCIÓN DEL ITINERARIO

Salimos de Okina con dirección al desfiladero del río Ayuda, pero nos desviamos en la primera pista que sale a la izquierda comenzando con la pendiente, a pocos metros tenemos otro desvío y volvemos a tomar el de la izquierda para subir por el barranco de Lizerana, con el que dejamos Alto de Silo a la izquierda y las peñas de Txaburo a la derecha.

Ascendemos por la senda hasta que en mitad de una curva de derechas sale una senda hacia la izquierda, seguimos dicha senda que pasa al lado del Silo de Okina, seguimos ascendiendo hasta que nos topamos con una cerca, la pasamos por donde mejor podamos y vamos buscando la cota más alta ya que desde el silo no hay una senda clara, una vez en el punto más alto hallaremos un mojón que nos indica la cima del Alto del Silo.

Descendemos por el mismo sendero hasta la pista principal que asciende por el barranco de Lizerana, dicha senda en días como el que elegimos nosotros es camino natural para el agua, seguimos la senda hasta la Fuente de Zezabala tras la cual podemos ascender directos atajando o seguir la pista, ambas opciones deben pasar por el hayedo de Butxisolo hasta la parte alta de este, en donde dejaremos el hayedo para salir a un claro que seremos guiados por mojones hasta la parte alta de la campa, en la que encontraremos un buzón, el de Butxisolo, una cima que no tiene grandes vistas ni especial belleza aparte de los barrancos y hayedos que lo rodean.

Seguimos nuestro itinerario, esta vez hacia Kapildui. Sin desviar la dirección que teníamos hasta Butxisolo, seguimos una senda poco marcada que llega hasta una cerca, la cual pasamos y continuamos hasta un camino el cual tomamos brevemente, al divisar una serie de mojones que nos hacen internarnos nuevamente en el hayedo, seguimos su trayectoria, descendiendo hasta un collado que une Kapildui con Butxisolo, volvemos a encontrarnos con otro camino empedrado el cual tomamos hasta llegar al collado.

En el collado una senda parte entre dos mojones, dicha senda sube paralelamente a la cerca que delimita el área de la ertzaintza de Berroci, es una zona privada así que no pasaremos al otro lado de la cerca.

Una vez arriba los últimos metros los realizamos por la pista empedrada que permite ascender a vehículos hasta las instalaciones del radar de Euskalmet que ocupa la cima de dicha montaña. El buzón y vértice geodésico quedan ocultos por las instalaciones del radar.

Para la vuelta debemos regresar al collado y ascender por la misma ruta al Butxisolo, pero antes de tener que pasar la cerca tomamos el camino, tras andar unos minutos llegamos a la cerca, la cual pasamos y nos desviamos a la izquierda hasta encontrar la senda que baja por el barranco de Zilikiturri, dicha senda baja paralela al río, y tenemos la opción de seguir la senda que se desvía hacia las peñas de Txaburo o desviarnos siguiendo el río para posteriormente volver a la senda. Dicha senda nos acompañara hasta el pueblo de Okina pasando por el paraje de Murió Patxo.

GALERIA

CONCLUSIONES

Hay veces que es necesaria una salida pasada por agua como en esta ocasión, te permite ver las cosas desde otra perspectiva, y son buenas ocasiones para ascender por barrancos con saltos de agua como el de Zilikiturri. Es mágico pasear por un hayedo en primavera mezclando el verdor de las hojas de los arboles con el marrón de las hojas caídas difuminándose con la niebla persistente.

Sin lugar a dudas una zona para volver y pasear tranquilamente.

ENLACES

Mendikat: Alto del Silo, Butxisolo, Kapildui

Al Filo de lo Improbable: Facebook, Twitter, Instagram

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Experiencias narradas, relatos vividos