MendiaK: Ungino por portillo de las Escaleras

Ungino

INTRODUCCIÓN

Los que me conocéis sabéis que no me gusta repetir cima, y aunque es imposible ya que hay cimas que nos atraen cada cierto tiempo, cuando se da el caso intento realizar rutas alternativas a las principales o las ya realizadas.

En este caso nos trae una de esas rutas, la ascensión a Ungino por el Portillo de las Escaleras y bajada por el portillo de Atatxa, solo recomendable para gente con ganas de acción.

MAPA

  • Fecha: 21/06/2021
  • Lugar de salida: Madaria – 446 m
  • Duración (con paradas y comida):  2 horas, 22 minutos
  • Distancia recorrida: 7,7 Km
  • Montañeros: 2
  • Cimas: Ungino (1099 m)
  • Dificultad:
    • Medio: 4
    • Itinerario: 5
    • Dificultad: 5
    • Esfuerzo: 3
  • Condiciones Meteorológica: Día nublado y húmedo, con nubes bajas encaramadas en lo alto de la sierra.

DESCRIPCIÓN DEL RECORRIDO

Dejamos el coche en Madaria, aviso que hay poco sitio para dejar el coche, y comenzamos la ascensión que sin tregua empieza en el mismo coche. Veremos tanto la cima de Ungino como el portillo de las Escaleras nada más empezar a medida que subimos.

Pasamos por una portilla metálica nada más salir del pueblo y continuamos la ascensión por el camino, antes de llegar al siguiente cruce tendremos otra portilla.

Seguimos ascendiendo hacia arriba sin desviarnos, hasta una curva cerrada marcada por la senda, tras la cual nos desviamos saliendo de la misma por la derecha.

AVISO: A partir de este tramo no hay senda marcada hasta el portillo por lo que las indicaciones pueden cambiar según el estado del terreno y  la habilidad de cada uno. No recomiendo esta ruta para gente con poca experiencia en la montaña.

Ascendemos por la ladera herbosa de forma vertical ayudándonos de los pequeños peldaños que genera la hierba y la tierra. No hay una indicación firme pero cuando veamos que estamos a una altura idónea (que evite el arbolado de la derecha y las pendientes más pronunciadas de arriba) comenzamos a llanear a la derecha ayudándonos de alguno de los senderos de ganado que se pueden vislumbrar bajo la alta hierba.

Hay que tener cuidado ya que la hierba (al menos en nuestro caso) nos llegaba a la cintura y no veíamos donde pisábamos.

Cuando estemos en las cercanías del portillo, recomiendo internarnos en el hayedo ya que evitaremos la vegetación y buscamos un lugar idóneo para pasar un arroyo que efectúa varios saltos de agua.

Tras cruzarlo ascendemos sin traza por el hayedo por una fuerte pendiente. Cuando salimos del mismo volvemos a retornar a la hierba y utilizaremos los diferentes peldaños naturales para ascender.

Tomaremos como referencia una unión de hierba que hay en la brecha de piedra y que nos permitirá ascender esta franja rocosa sin necesitar grandes trepadas. Tendremos algún paso que trepar para situarnos sobre la faja de hierba en la que volvemos a encontrar una traza de senda.

Dicha traza gira a la izquierda y nos permite acceder al portillo de las Escaleras que está próximo a nosotros.

Este portillo toma nombre de unas escaleras de madera que existían en esta ladera y que permitían superar este último tramo rocoso. Esas escaleras no existen hoy en día pero el nombre se ha quedado.

A la derecha del portillo vemos la cueva de Ungino, y a la izquierda encontramos el pozo y la fuente de Ungino, junto a los cuales pasaremos para ascender por la suave ladera de terreno kárstico que nos deja en la redondeada cima.

Desde la cima seguimos el cordal opuesto al portillo de las Escaleras y en primer término nos encontramos con el famoso Ojo de Ungino.

El ojo de Ungino es uno de los ojos naturales que encontramos en las montañas alavesas como Legumbe o Kruzeta. Este es de grandes dimensiones y podemos estar sobre el mismo sin ningún problema.

Seguimos el cordal para descender al portillo de Atatxa, que es la ruta normal de Ungino, desde el portillo descendemos por una senda que utiliza la forma redondeada de la ladera de Ungino para tras un descenso inicial algo abrupto, suavizar la bajada.

Desde la mitad de la bajada veremos el Ojo de Ungino a nuestra izquierda. Siguiendo el descenso nos unimos con el camino que hemos empleado en la subida.

ITINERARIO FOTOGRÁFICO

CONCLUSIONES

Esta senda no tiene traza en la mayoría de la subida. El terreno no es amigable y el portillo es de difícil acceso.

Según esté el terreno el portillo puede cambiar la dificultad pero siempre tendremos fuertes pendientes y trepadas.

En la zona superior seguramente tengamos la compañía de varios mastines que protegen el ganado en estas campas.

ENLACES

Track: Wikiloc

Mendikat: Ungino

Al Filo de lo Improbable: Facebook, Twitter, Instagram

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Experiencias narradas, relatos vividos