MendiaK: Aldaia por el castillo de Gebara

Gebara

INTRODUCCIÓN

Existen pequeñas cimas, que no son tan conocidas pero nos pueden aportar momentos idóneos. Aldaia es una de esas, por su desconocimiento por la población en general, se trata de una cima que no está masificada.

Además visitaremos los restos del Castillo de Gebara y la Torre de los Gebara, una ruta sencilla y asequible con puntos clave históricos.

MAPA

  • Fecha: 08-11-2020
  • Lugar de salida:  Gebara – 578 m
  • Duración (con paradas y comida):  2 horas, 39 minutos
  • Distancia recorrida: 7,5 Km
  • Montañeros: 2
  • Cimas: Aldaia (789 m) y Gebara (727 m)
  • Dificultad:
    • Medio: 1
    • Itinerario: 2
    • Dificultad: 2
    • Esfuerzo: 2
  • Condiciones Meteorológica: Día con temperaturas agradables y soleado.

DESCRIPCIÓN DEL RECORRIDO

Esta sierra desde situada en la parte occidental del embalse de Ullibarri, paralela a la sierra de Elgea, ya la visitamos en su día pero por su parte norte, desde el valle de Barrundia. En esta ocasión accedemos desde el pueblo de Gebara.

Dejamos el coche al final del pueblo, y comenzamos llaneando por la pista que nos acerca a la Torre palacio de los Gebara.

El Palacio fue destruido por los liberales al igual que el castillo. Antes de ser destruido contaba con cuatro torreones, la entrada al palacio la hacemos por un arco apuntado. Hoy podemos ver una de las torres reconstruidas y restos de las otras. La que queda es de planta cuadrada y cubierta a cuatro aguas.

Nuestra ruta desde la torre sigue por una cancela metálica situada sobre la misma y que nos abre a un camino por el que llanearemos por la ladera sur entre robles, para llegar al collado de Mojón Largo.

En este collado a la izquierda tenemos la ascensión al castillo de Gebara, que tomaremos en la vuelta. Ahora seguimos a la derecha, descendiendo hasta una pista principal, que sube desde Etura y que es la que nos llevará hasta la cima de Aldaia.

No tenemos pérdida, seguimos la pista ascendiendo en todo momento y evitando cualquier desvío que tenga sentido descendente. Antes de salir a las praderas, en la pista hay un tramo de cemento. Ya en la cima veremos la antena de telecomunicaciones y a su derecha se encuentra el vértice geodésico y el buzón.

Aldaia tiene unas vistas increíbles hacia el norte, es decir hacia la sierra de Elgea y el valle de Barrundia:

El descenso lo efectuaremos por el mismo lugar hasta el collado de Mojón Largo y ascenderemos hacia el castillo de Gebara por el lugar de Kardina. Se trata de una corta ascensión de unos cien metros de distancia hasta vislumbrar los restos de Gebara.

El Castillo de Gebara data del siglo XV y solo llegan a nuestros días los restos de lo que fue debido a las guerras carlistas ya que lo explotaron los liberales para que no fuese utilizado como fuerte por los carlistas. Se utilizaron más de tres mil kilos de pólvora. Y aun así podemos disfrutar hoy en día de resquicios de lo que en su día fue, parte de una torre, las murallas occidentales…

Tiene unas vistas magnificas de la llanada y se entiende la situación estratégica de este castillo:

La ruta continúa descendiendo hacia el portillo de Gaztelubide por la senda que transita junto al depósito de aguas. Desde el portillo descendemos hacia Gebara por el Palacio.

ITINERARIO FOTOGRÁFICO

CONCLUSIONES

Una ruta fácil pero sin mucho interés montañero, aunque para días que queremos algo rápido y con vistas puede servirnos. Las vistas desde la cima de Aldaia y desde el castillo nos dan una amplitud excelente de toda la llanada.

ENLACES

Track: Wikiloc

Mendikat: Gebara, Aldaia

Al Filo de lo Improbable: Facebook, Twitter, Instagram

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Experiencias narradas, relatos vividos