Al filo de lo Improbable

Experiencias narradas, relatos vividos

MendiaK: Buciero, Ganzo y Atalaya (Entre faros y acantilados de Santoña)

| 0 Comentarios

buciero, ganzo y atalaya

Silueta de Buciero desde el Polvorín del Helechal

INTRODUCCIÓN

Vistas desde Ganzo

Cuando andas por la zona, este pequeño macizo peninsular que se alza sobre las marismas de Santoña y que en la lejanía parece infranqueable debido a la vegetación, atrae todas las miradas.

Tanto es su poder de atracción que históricamente ha sido un punto clave para ejércitos franceses y debido a esto tenemos hoy en día multitud de restos de dichas fortificaciones y caminos.

Es por eso que merece la pena una visita a los montes de Buciero, y por ello hoy ascenderemos sus principales cimas: Buciero, Ganzo y Atalaya.

PLANO DE LA RUTA

  • Fecha: 16-10-2015
  • Lugar de salida: Santoña – 14 m
  • Montañeros: 1
  • CimasBuciero (364 m), Ganzo (376 m) y Atalaya (318 m)
  • Dificultad:
    • Medio: 3
    • Itinerario: 1
    • Dificultad: 3
    • Esfuerzo: 3
  • Condiciones Meteorológicas: Dia fresco y soleado, aunque acabó entrando la bruma.

DESCRIPCIÓN DEL RECORRIDO

Comienzo de la ruta

Comenzamos en la localidad de Santoña a los pies de estas montañas, junto a las casas del pueblo, encontraremos junto a una rotonda un panel informativo que nos indica las rutas que existen por la zona y tras el tenemos la subida por la Senda del Camino de Salticón (SL – S2).

Ascendemos entre las casas gracias a unas escaleras que nos permiten salir del pueblo y adentrarnos en la espesura del bosque. Seguiremos sin pérdida por la senda hasta llegar a unas praderas al salir de dicho bosque. Nos encontraremos cerca del antiguo Polvorín del Helechal (el cual garantizaba los suministros necesarios a las diferentes fortificaciones).

Plvorín del Helechal

A nuestra izquierda se encuentra el Fuerte del Mazo y frente a nosotros, nuestro primer objetivo, la cima de Buciero. Para ascender tomaremos la pista adoquinada hacia la derecha y nos desviaremos junto a la primera casa, rodeándola por la izquierda. Una vez estamos en la pista de subida, seguiremos sin pérdida entre las fincas hasta llegar a los pies de la cima de Buciero.

Foto cimera en Buciero

Ascenderemos por una senda y llegaremos a un resalte rocoso el cual podremos pasar por una sencilla canal a nuestra derecha. Cuando estamos en la parte superior giraremos a la izquierda para llegar tanto a la cruz como a la bandera que hay en la cima de Buciero.

Foto cimera en Ganzo

Desde donde se encuentra la bandera deberemos internarnos por el bosque hasta dar con la senda que nos lleva a la cima del Ganzo, donde descenderemos hasta un cruce. En dicho cruce tomamos la opción de la izquierda y seguimos hasta la base de Ganzo. Como en la anterior cima, deberemos ascender por una sencilla canal para bordear la cima y posteriormente trepar hasta el vértice geodésico de Ganzo.

Mina de Hierro

Seguiremos la ruta volviendo al cruce antes mencionado, donde tomaremos la única opción que nos falta, descender por la espesura del bosque. Comenzaremos a descender y nos encontraremos con una pradera la cual atravesaremos, tras la cual nos espera una senda que se vuelve a internar en el bosque (esta zona es la más complicada de orientarse, pero hay suficiente señalización). Con una mezcla de señales en los árboles y la senda marcada en el suelo iremos descendiendo por el encinar hasta llegar a una especie de hoya, llamada el “Valle de los avellanos” (Esto es debido a que el avellano ha colonizado este valle relegando las especies mediterráneas a un segundo plano).

Salimos de este valle siguiendo las señales, atravesamos dos paredes rocosas que pertenecieron a una antigua mina de hierro (Una mina a cielo abierto de mediados del siglo XX) y continuamos por la senda descendiendo hasta llegar a un cruce con la pista principal que bordea el macizo por la senda de los Faros.

Haremos una breve visita a la Casa de la Leña que se encuentra hacia la izquierda. Una vez visitada, regresaremos por la pista siguiéndola en todo momento para bordear por la ruta de los Faros y Acantilados.

Pista de la ruta de los Faros y Acantilados

Llanearemos por la ladera oriental del macizo hasta llegar al cruce de Cuatro Caminos, aquí podremos decidir si visitar el Faro del Caballo o no, dependiendo del tiempo que tengamos.

Faro del caballo desde la Batería de San Felipe

Si optamos por visitarlo tomamos la senda de la derecha y llegamos al principio de la escalinata de 700 escalones que nos permitirá descender por los acantilados hasta llegar al utópico emplazamiento del Faro del Caballo.

Como hemos descendido los 700 escalones deberemos ascenderlos, sin prisa pero sin pausa, ascenderemos cada uno de ellos hasta llegar a la parte superior del acantilado, y si queremos podremos visitar la Batería de San Felipe, que data de 1741, que se encuentra a nuestra izquierda.

 

Subida a Atalaya

Regresamos a la ruta principal y volvemos al cruce de cuatro caminos, donde tomamos la dirección que teníamos antes de visitar el Faro. Seguiremos llaneando por la ancha pista hasta encontrar la subida a Atalaya.

Esta subida esta poco señalizada, pero podremos identificarla frente a una señal vertical en el camino principal.

Foto cimera en Atalaya

Ascenderemos la fuerte pendiente que nos separa de la cima, siguiendo la escasa señalización en los árboles, hasta llegar a la cima de Atalaya, donde nos esperan los restos de una antigua estructura circular de mediados del siglo XIX.

Praderas a las que descenderemos

Descenderemos por la vertiente opuesta, utilizando una clara senda que zigzaguea y nos permite llegar a una pradera, donde tomamos una pista que circula entre fincas y llegamos a la pista asfaltada.

Desde aquí seguiremos descendiendo hasta llegar a un cruce que tomamos en sentido ascendente para acercarnos al fuerte del Mazo y posteriormente tomar el desvío de descenso por la Senda del Camino de Salticón que hemos utilizado para ascender. Finalizando con el descenso de las escaleras.

ITINERARIO FOTOGRÁFICO

Buciero, Ganzo y Atalaya

CONCLUSIONES DE LA SALIDA

Es una buena ruta para conocer la zona y obtener las increíbles vistas que desde la cima podemos obtener. Esta muy bien señalizada, aunque hay que tener cuidado dentro de los bosques ya que nos podemos despistar fácilmente.

En cuanto bajar o no a Faro del Caballo, dependerá de las fuerzas que tengamos, el tiempo que dispongamos y la meteorologia, ya que es un esfuerzo extra que hay que tener en cuenta y el terreno no es nada amigable.

Sin duda recomiendo acercarse y descubrir los secretos que estas montañas nos tienen preparados.

ENLACES

Track: Wikiloc

Mendikat: Buciero, Ganzo ,  Atalaya

Fotos: Flickr

Buciero: Rutas oficiales por Buciero, Buciero Vida Salvaje

Al Filo de lo Improbable: Facebook, Twitter, Youtube, Flickr, Email, Wikiloc, RSS, Ibilbideak

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Experiencias narradas, relatos vividos
A %d blogueros les gusta esto: