Al filo de lo Improbable

Experiencias narradas, relatos vividos

MendiaK: Peñalba de Lerdano, San Mames, Peña Hornilla y Peña Mayor (El día que descubrí que las merindades son caprichosas)

| 0 Comentarios

Peñalba de Lerdano, San Mames, Peña Hornilla y Peña Mayor

As de Bastos

INTRODUCCIÓN

Por segunda vez regresamos a los Montes de la Peña, la primera vez ascendimos a Tres Dedos por el portillo de Avellanedo, una exigente ruta que nos hizo sudar.

Hoy nos acercamos a los montes cercanos al Oeste de Tres Dedos, que son Peñalba de Lerdano, San Mamés, Peña Hornilla y Peña Mayor. Hace no mucho nos dispusimos a realizar esta ruta pero el día era pésimo así que los pospusimos, esta vez el día tampoco era propicio pero ya que estábamos allí, había que mojarse.

Esta vez no podía pasar la oportunidad de visitar el As de Bastos.

PLANO DE LA RUTA

  • Lugar de salida: Castresana – 693 m
  • Montañeros: 2
  • Cimas: Peñalba de Lerdano(1244 m), San Mamés (1187 m), Peña Hornilla (1235 m) y Peña Mayor (1259 m)
  • Dificultad:
    • Medio: 3
    • Itinerario: 4
    • Dificultad: 4
    • Esfuerzo: 3
  • Condiciones Meteorológicas: Día muy lluvioso, temperatura agradable y con mucha niebla.

DESCRIPCIÓN DEL RECORRIDO

Laderas de los montes de la Peña

Dejando el coche en Castresana, caminamos hasta el fondo del pueblo donde una pista a tramos hormigonada, nos permite adentrarnos en las laderas de los Montes de la Peña (pasaremos junto a una balsa de agua a mano izquierda).

Seguiremos por la pista, pasando por un portillo metálico (el cual no pudimos abrir y tuvimos que saltar), tras este portillo continuamos sin desviarnos hasta llegar al cauce del arroyo de Hontanilla que debemos cruzar para poder seguir ascendiendo  esta vez por una senda que transcurre en sentido ascendente por una pradera semiarbolada.

Ascendiendo hacia Peñalba

Cuando veamos que estamos en la cota donde inicia el bosque que tenemos a nuestra derecha, nos desviaremos para mantener dicha cota y evitar adentrarnos en demasía en dicho bosque.

Atravesaremos los arboles hasta llegar a la subida normal desde Villabasil, junto a una edificación de cemento. Comienza el tramo de ascensión por una ladera que bordea el bosque que hemos evitado anteriormente.

 

As de Bastos

Seguiremos ascendiendo hasta llegar a la base de las paredes rocosas donde nos desviaremos a la derecha para visitar el As de Bastos, una curiosa forma de pináculo rocoso, tras disfrutar de esta maravilla, seguimos en sentido ascendente bordeando por la derecha el resalto rocoso.

Contiuaremos por la marcada senda que gira a la izquierda para tras una simple trepada situarnos en la cresta de Peñalba, donde seguiremos la senda un poco más debajo de la misma hasta llegar a la cima e Peñalba de Lerdano.

Llegando a la cima de Peñalba

Foto cimera en Peñalba

Disfrutando en Peñalba

Nuestra andadura continúa siguiendo por la cresta cimera para descender, continuando por la senda que toma la vertiente norte para evitar las paredes rocosas antes del Portillo de Lérdano donde tomaremos la senda que discurre por la vertiente norte hasta llegar a otro pequeño collado en el que cambiamos de vertiente.

En esta zona el andar se hace un poco pesado ya que discurrimos sin senda y por zonas de piedras y hierba alta, ascenderemos a la cima de San Mamés, en cuya cima nos espera un simple tubo de hierro oxidado, donde parece que algún día existió un buzón.

Llegando a San Mamés

Desde aquí haremos un fácil descenso hasta el Portillo de la Hoz donde encontraremos una hoya que podremos bordear por cualquiera de sus lados, nosotros optamos por el lado norte, junto a la arista.

Paso complicado por la cresta

Al pasar la hoya estaremos frente a la ladera que nos permitirá ascender a Peña Hornilla, para ello decidimos evitar la espesura del bosque por lo que llaneamos hacia el Sur, hasta que encontramos un corredor herboso que nos permitió ascender hacia las peñas superiores donde tras una trepada llegamos a la arista cimera de Peña Hornilla, donde podremos transitar por la arista superior (evitar con el firme mojado) por donde discurre la senda y si no queremos complicarnos podremos evitar las zonas expuestas buscando la manera de ir bajo estas peñas, hasta llegar a la subida final a la cima de Peña Hornilla, una cima muy escarpada en la que encontraremos un hito cimero.

Cima de Peña Hornilla

Desde esta cima deberemos bajar hacia el Portillo Campos que nos separa de Peña Mayor, en un primer momento seguimos por la arista superior, pero debido a lo mojado que se encontraba el terreno y que no veíamos muy bien lo que seguía por la niebla decidimos descender unos metros por la ladera norte para evitar la posible caída por las paredes de sureñas.

Descendiendo al Portillo Campos

Por esta ladera encontramos buen agarre a la hierba alta y cobijo bajo las hayas que había, lo algo que nos dio más confianza y que nos permitió seguir tranquilamente. Una vez pasado el bosque encontramos la senda de bajada al portillo Campos.

Desde este amplio collado vemos la cima de Peña Mayor que debemos atacar por la izquierda (ladera sur) ascendiendo por una senda que nos encara con una fácil trepada, seguimos la senda que asciende por el terreno más amable posible y nos sitúa en un pequeño collado antes de la cima.

Pequeña trepada final

Foto cimera en Peña Mayor

Para acceder a la rocosa cima debemos realizar una trepada de unos 5 metros por una fácil chimenea que tras la cual encontramos entre el caos de rocas el buzón de Peña Mayor, situado en una roca saliente hacia el norte, asomado al valle de Mena.

Para descender regresaremos hasta el portillo Campos, donde tomaremos la vaguada que nos deja un curso de agua de un arroyo, y junto al cual trataremos de descender por el terreno más amigable. En dicho descenso encontraremos con suerte una serie de hitos desperdigados que nos señalan que vamos por buen camino.

Descendiendo a Castresana

Al llegar a un terreno con menos pendiente encontraremos una pista que debemos atravesar para tomar otra pista de menor envergadura que nos permite descender sin desviarnos, directamente a Castresana.

ITINERARIO FOTOGRÁFICO (Pinchar en las flechas para ver todas las imagenes)

Peñalba de Lerdano, San Mames, Peña Hornilla y Peña Mayor

CONCLUSIONES DE LA SALIDA

Como habeis leido en el título, este dia me dí cuenta que Las Merindades son muy caprichosas y es que echando la vista atrás puedo recordar que la mayoria de dias que me he acercado el día estaba lluvioso o la niebla no dejaba ver la zona.

Aun asi es una zona que me encanta y a la que no dejaré de acercarme por mucho que llueva. Algún dia podre disfrutar de las impresionantes vistas que existen en la zona.

En cuanto a la ruta que nos atañe hoy, se trata de una ruta que en las condiciones que la realizamos nosotros (niebla y mucha agua) se torna un tanto dificil, debido a pasos relativamente aereos y rocosos donde al estar la roca húmeda, deslizaba facilmente. Aunque con un buen dia seguramente la ruta resulte más amena y las vistas y la zona ayuden a realizarla.

Me pareció peculiar el hecho de que habia bastantes zonas por las que anduvimos fuera de senda, siendo una zona relativamente frecuentada.

Sin duda lo principal de la ruta realizada, ya que no tuvimos ocasión de disfrutar de las vistas fue la visita al As de Bastos, una formación muy peculiar.

ENLACES

Mendikat: Peñalba de Lerdano, San Mamés, Peña Hornilla, Peña Mayor

Fotos: Flickr

Track: Wikiloc

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Experiencias narradas, relatos vividos
A %d blogueros les gusta esto: