Al filo de lo Improbable

Experiencias narradas, relatos vividos

Teide

MendiaK: Teide o Echeyde

| 0 Comentarios

Teide

INTRODUCCIÓN

Ya desde el año pasado decidí realizar una cima por mi treintena, que quedase marcada y me vino a la cabeza el Teide. Aunque deseché la idea, poco a poco fue tomando fuerza y al final se materializó.

La ascensión de hoy será a la cima más alta de España y el tercer volcán más alto del mundo, Echeide o Teide desde Montaña Blanca durmiendo en el Refugio Altavista.

PLANO DE LA RUTA

Powered by Wikiloc
  • Fecha: 11-10-2019
  • Lugar de salida: Parking Montaña Blanca – 2353 m
  • Duración (con paradas y comida):  19 horas, 49 minutos (5:09h andando)
  • Distancia recorrida: 20,1 Km
  • Montañeros: 1
  • Cimas: Teide (3715 m)
  • Dificultad:
    • Medio: 3
    • Itinerario: 1
    • Dificultad: 3
    • Esfuerzo: 3
  • Condiciones Meteorológica: Día calurosos en la parte inferior pero muy fríos (-10 sensación térmica) en la cima.

DESCRIPCIÓN DEL RECORRIDO

Dejamos el coche en el aparcamiento de Montaña Blanca (Hay poco espacio para dejarlo por lo que tendremos que ser previsores) y comenzamos a caminar por la pista que se interna a un lado y que asciende muy suavemente para acercarse a las laderas del Teide.

“Nada más empezar dejé la soledad a un lado y un agradable señor de nacionalidad Croata y acento Francés, me acompaño los primeros kilómetros dándome conversación y amenizando las calurosas horas centrales del día.”

Evitando todos los desvíos llegamos en 2,5 kilómetros a unos paneles informativos que anteceden los primeros zigzags. Entre taludes de arena y roca volcánica nos adentramos en la zona de los Huevos del Teide (grandes bolas de acreción que cayeron por los ríos de lava y se asentaron en zona rocosa de Montaña Blanca).

Grandes curvas en zigzag nos permiten tomar altura mientras bordeamos dichos bloques hasta llegar a un cruce, a nuestra izquierda Montaña Blanca, a la derecha la vaguada por la cual ascenderemos.

Nos adentramos en la marcada senda 7 que nos acompañará todo el camino hasta la cima, está totalmente delimitada y marcada por lo que es muy difícil perderse. Desde este punto la pendiente se incrementa y la senda se convierte en un zigzag sucesivo entre la vegetación de este volcán y las coladas de lava.

Aquí no hay que tener prisa, sino ir a nuestro ritmo y realizar los descansos que necesitemos, hay que tener en cuenta que ya tenemos gran altitud y a cada persona le afecta de una manera diferente.

A unos 3100 metros de altitud la senda cambia el firme y pasa de ser una senda arenosa, delimitada por las rocas a una zona rocosa con el firme bastante irregular. Desde este punto no nos queda mucho para llegar al Refugio.

“Hubo un momento en el que ya no tenía a nadie a la vista y las rocas evitaban que me diese el aire. Al detenerme y ralentizar la respiración me sobrecogió el silencio absoluto, estaba en la montaña y no había un solo ruido. En ese momento empecé a ver este lugar de otra forma.”

Un palo metálico de unos 3 metros nos indica que el refugio está muy cerca y tras un resalto lo empezamos a vislumbrar, de color naranja, el Refugio Altavista nos recibe a 3260 metros como el Refugio a mayor altitud de España.

Tras descansar un poco, hacer el check-in y reponer fuerzas, salimos a ver el atardecer desde la parte frontal del refugio, donde el Teide nos brinda su sombra como entrante a lo que mañana nos aguarda.

“Ir acompañado tiene muchas ventajas y es algo que siempre suelo preferir, pero el ir solo te permite abrirte a conversar con todo el mundo, y así fue cómo surgió una agradable charla antes de irnos a dormir entre dos asturianos, Katy (guarda del refugio) y un servidor.”

A descansar temprano que el día siguiente hay que madrugar, en mi caso a 11 de Octubre el amanecer era sobre las 8 de la mañana y puesto que hay una hora y media hasta la cima, el despertador sonaba sobre las 6.

Eso no llegó a pasar porque la gente se despertó como muiras y a las 5 ya comenzaba a levantarse. Así que tras desayunar (hay máquina de café y agua en el refugio) y preparar todo esperé a que fuese la hora (cuando todo el mundo había abandonado ya el lugar) y comencé la ascensión.

Con la luz del frontal y guiándome con las luces de los frontales de los demás comencé a ritmo la ascensión. Puesto que la altura ya hace mella, decidí ir a un ritmo suave pero constante. Y poco a poco fui adelantando a los menos acondicionados.

El inicio de este tramo es un zigzagueo por camino delimitado, hasta llegar a una parte que se suaviza y un desvío a la altura del mirador de la Fortaleza, nos encamina a descender hasta La Rambleta (estación superior del Teleférico).

En este punto un brusco giro junto al edificio del teleférico nos permite retomar el sentido ascendente. Nos quedan unos 150 metros de desnivel, pero hay que tomarlo con calma. El viento ya empieza a ser demasiado frio y la altitud no nos da tregua.

La última parte está compuesta de escalones que nos permiten subir a la zona del cráter, la cual hay que bordear por la derecha y tras un breve cresteo, asegurado por una barandilla de cadena, ascendemos hasta la cima del Teide a 3718 m:

Hay que resguardarse del viento, ayudándonos de las rocas para poder quedarnos a ver el amanecer. Poco a poco van llegando todas las personas que estaban en ruta.

La cima está señalizada con una placa dorada de unos 5 cm. de diámetro, situada en la roca más alta.

“He visto muchos amaneceres en mi vida, pero el del Teide, a pesar del frio, es completamente diferente a todos los que recuerde. Vislumbrando toda la isla, con un mar de nubes tiznado de naranja y estando rodeados de agua, la sensación es diferente. Y por suerte, Echeyde nos mostró su vestido de gala y completó el espectáculo con su sombra proyectada sobre el mar de nubes.”

La zona del crater tiene diversas peculiaridades como el color amarillento del azufre, las fumarolas….

Tras un lapso de tiempo entre celebraciones con la gente, frio y fotografías hay que comenzar el descenso ya que antes de las 9:00 hay que estar en la zona de La Rambleta (a no ser que tengas permiso). Donde mucha gente opta por descender en teleférico para ahorrarse todo el tramo de descenso.

Pongo rumbo al refugio, que a estas horas está ya cerrado y sin detenerme casi, desciendo la ladera y los sucesivos zigzags hasta llegar a su base. Por completar un poco la ruta, me desvío a la derecha para ascender hasta Montaña Blanca.

Un acierto ya que se puede ver todo el tramo de subida, además de contemplar la diferencia de color entre los negros y rojos de la ladera y el blanco y ocre de esta elevación, del que toma nombre.

Volvemos al camino principal y recorremos los 4 kilómetros que nos quedan hasta el aparcamiento.

ITINERARIO FOTOGRÁFICO

CONCLUSIONES DE LA SALIDA

Es una ruta diferente a todas las que haya hecho. En cuanto a la ruta en sí, se nota la alta afluencia de turismo ya que está delimitado todo el camino por el que puedes ir para no estropear el entorno.

Aun así hay personas que se saltan las señales y atraviesan por zonas no permitidas para atajar unos metros.

En tema de horarios, en mi caso comencé sobre las 15:20 llegando al refugio sobre las 18:00 y al día siguiente ascendí a las 6:15 llegando a la cimas sobre las 7:45. En el aparcamiento estuve a eso de las 11:10.

No hay fuente en ningún sitio y en el refugio solo hay agua en la máquina a 3 euros, por lo que recomiendo llevar agua suficiente y monedas.

Es imprescindible revisar las normas del refugio para tener una experiencia agradable, ya que está todo bien explicado.

Mi idea era realizar el descenso por Pico Viejo pero resulta que en octubre hay días que esa zona está cerrada por caza de Muflón, sabiendo esto, planifica tu ruta si la idea es esa.

Y por último, hay que saber que estamos a más de 3500 metros, y las condiciones son totalmente diferentes que cualquier otro sitio. Revisa el tiempo que va a hacer y sobre todo lleva ropa de abrigo, en mi caso marcaba que había -3 grados en la cima que junto con los vientos alisios que soplaba considero que había una sensación térmica de -10º. Por eso no llego a entender a gente en zapatillas, pantalón corto y sin ropa de abrigo…

Si no tienes fuerzas para el descenso, opta por pagar para utilizar el Teleférico.

Desde aquí mando un saludo tanto a Katy (guarda del refugio) como a los asturianos y también a los vascos y alaveses con los que coincidí. Y sobre todo gracias a la información y consejos de mi compañero de cordada Diego, que me solventó bastantes dudas antes de ascender.

FAUNA Y FLORA

En esta ruta lo primordial es la geología ya que aprenderemos muchisimo de volcanes, transitando por los Huevos del Teide, coladas de lava, diferentes estratos de terreno volcánico…

Pero aún así podremos ver varios tipos de animales y plantas, en mi caso en cuanto a animales pude deleitarme con varias Bisbita Caminero (Anthus berthelotii) en la zona cercana al refugio.

En cuanto a plantas, en la subida nos va a acompañar la Retama del Teide (Spartocytisus supranubius) sobre todo en la zona inicial de los zigzageos, donde si miramos hacia abajo veremos un manto verde (al menos en esta época).

ENLACES

Track: Wikiloc

Mendikat: Teide

Refugio Altavista: Volcano Teide

Al Filo de lo Improbable: Facebook, Twitter, InstagramYoutube, Email, Wikiloc, RSS

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Experiencias narradas, relatos vividos
A %d blogueros les gusta esto: