Al filo de lo Improbable

Experiencias narradas, relatos vividos

Reflexiones: Masificación de la montaña

| 0 Comentarios

Seguramente todos habéis visto la imagen de Nirmal Purja que se viralizó sobre la masificación en el Everest, y todo el mundo se echó las manos a la cabeza. Internet y las redes sociales se llenaron de opiniones, noticias y artículos sobre dicha situación.

Hoy tratamos la masificación de la montaña.

Hace tiempo que estamos viviendo una masificación en las montañas, y las grandes cimas no se libran de ello. En Mont-Blanc están limitando la ascensión, el Cervino hace tiempo que es un cementerio de montañeros y un circo de capitalismo.

Masificación

Foto: Nirmal Purja

Y en nuestro territorio también tenemos muestras de esta masificación, como las colas del Aneto para hacer el paso de Mahoma. Por eso, creo que a los que nos gusta la montaña no nos sorprende ver fotos como la del Everest.

Hace tiempo que el romanticismo de la montaña se desvaneció en los sitios más emblemáticos y conocidos, y creo que es tarde para recuperar dichos sitios. Cimas capitalizadas por empresas que lo único que quieren es subir a sus clientes por su dinero, sin miramientos.

Todos conoceremos ejemplos en nuestro territorio, en el mío hay ejemplos claros (Gorbea, Anboto, Toloño, Aizkorri…) que si vas depende que días, sabes que va a ser una romería. Y por eso mismo evito ascender a ellos en los días festivos, en cambio hay otras montañas menos conocidas, con menos altitud pero que muchas veces tienen mayor belleza que las montañas icónicas.

Volviendo al Everest, ahora todo el mundo que no esté informado pensará que es siempre así, y que ese circo que se ha convertido la montaña más alta del mundo es continuo. Nada más lejos de la realidad, solamente hay que saber cómo estaba la zona en el intento de Alex Txikon en invierno o la ascensión de Kilian Jornet en la que ha ido por una ruta inédita y sin estar en el campo base.

Pero todo esto tiene remedio, como se publicó en La Vanguardia. Todavía existen Las montañas olvidadas donde no ha llegado la masificación. Tenemos miles de opciones a nuestro alrededor para realizar magnificas montañas y conocer lugares increíbles sin tener que ir a estos lugares masificados.

No estoy diciendo que no haya que ir a esas cimas, solamente que si vamos, sabemos lo que hay y no tenemos que quejarnos. Acaso te quejarías si fueses el primer día de rebajas a comprar a un centro comercial, pues lo mismo.

Por mi parte seguiré conociendo todo tipo de montañas (altas, bajas, feas, bellas, duras, fáciles…) porque para mí la montaña no es un nombre con el que regodearme, es una forma de conocer el territorio y la naturaleza que me rodea mientras intento conocerme a mí mismo. Os dejo las montañas masificadas para vosotros, aunque me veáis a veces en ellas.

Al Filo de lo Improbable: Facebook, Twitter, InstagramYoutube, Email, Wikiloc, RSS

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Experiencias narradas, relatos vividos
A %d blogueros les gusta esto: