Al filo de lo Improbable

Experiencias narradas, relatos vividos

Destino Cantabria: Cargadero de Dícido en Mioño

| 2 Comentarios

Cargadero de Dícido

INTRODUCCIÓN

Hay patrimonio industrial que bien merece una visita, es el caso del Cargadero de Dícido, una estructura metálica que destaca en la costa oriental de Cantabria.

Una muestra de la historia minera de la zona que sobrevive a las inclemencias del mar y el olvido.

COMO LLEGAR

DESCRIPCIÓN

El cargadero de Dícido es un antiguo cargadero de mineral situado en los acantilados de la ensenada de Mioño en Castro Urdiales, al sur de la Punta de Saltacaballo.

En la zona existieron hasta siete cargaderos de mineral, siendo el cargadero de Dícido el único que se conserva.

El cargadero actual es el tercero que se construyó en la zona. Con motivo de la exportación del mineral extraído en las minas de Dícido en 1886 se construyó el primer cargadero para mejorar la situación de carga del material en las embarcaciones. Se trataba de un muelle-embarcadero de 156 m. de largo que fue destruido por un vendaval

Tras el primer intento la Dícido Iron Ore (empresa que da nombre al cargadero) construyó el segundo cargadero que consistía en un cantiléver de 94 m. de longitud y 6 de ancho. Dicho cargadero fue dinamitado en la retirada de las tropas republicanas durante la Guerra Civil en 1937.

En 1941 se construyó el cargadero final por las Compañias Basconia y Cortazar Hermanos, dicho cargadero estuvo en funcionamiento hasta 1970 cuando los yacimientos comienzan a agotarse.

El cargadero está formado por un gran pilar circular de piedra de unos 19 m. de altura que descansa sobre el lecho marino. Dicho pilar soporta el cantiléver, el cual se encuentra sujeto por un estribo al acantilado.

El tablero de 4,5 x 43,5 m.  se encuentra en un estado de deterioro muy avanzado por lo que no es aconsejable entrar a la estructura.  Está estructurada por unas vigas en soportadas por tirantes que enmarcan la estructura.

Al final del tablero encontramos la maquinaria de elevación y la tolva, que completando el conjunto tenemos unas 200 Tn.

Para llegar al cargadero recorremos desde Mioño el rompeolas que bordea la ensenada de Dícido por la izquierda hasta un aparcamiento, donde dejaremos el coche. Andaremos un tramo a pie hasta llegar a los túneles (supuestamente no se puede acceder porque está en obras, pero las vallas están abiertas, así que si pasáis que sea bajo vuestra responsabilidad).

Al llegar a los túneles tomamos una senda por la izquierda que los bordea y para llegar al cargadero nos internamos en el último túnel que nos permitirá situarnos en la unión del cargadero con el acantilado.

ENLACES

Cargadero de Dícido: Wikipedia, Turismo de Cantabria, El Giroscopo, Nature Dead

Destino Cantabria: Lista de lugares

Al Filo de lo Improbable: Facebook, Twitter, Youtube, Flickr, Email, Wikiloc, RSS, Ibilbideak

2 Comentarios

  1. Lo dejarán caer una pena, el último en pie del Cantábrico estas cosas no les interesan pero si lo regenerarían para potenciar el turismo en la zona con un buen centro de interpretación en esta zona habría largas colas para visitarlo seguro

    • Buenas,

      La verdad que su estado es una pena, aunque no creo que trajese tanta gente, si que merecería la pena por lo menos intentar rehabilitarlo, aunque sea solo la estructura para que no se caiga… aunque como bien dices no creo que eso pase…

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Experiencias narradas, relatos vividos
A %d blogueros les gusta esto: