Al filo de lo Improbable

Experiencias narradas, relatos vividos

Conversaciones Improbables: Joaquín Araujo

| 0 Comentarios

conv_improbables_2

joaquín araujoComo sabéis, en Al Filo de lo Improbable, nos encanta la naturaleza y todo lo que tiene relación con ella, aunque bien es cierto que no potenciamos nuestros esfuerzos para salvarla tanto como nos gustaría.

Pero hay alguien que ha llevado un camino de vida a la par con la naturaleza, su defensa y conocimiento, si buscáis sobre él encontrareis mil profesiones pero una sola pasión, la naturaleza. Tenemos el placer de contar en Conversaciones Improbables con Joaquín Araujo.

5 Imprescindibles
  • Lugar: Villuercas, Cáceres (Bosque donde vivo)
  • Película: Dersu Uzala
  • Libro: el del TAO
  • Alguien: Vivacidad que somos todos, también familia y amigos
  • Montaña: Torres del Paine (Chile)

Bienvenido a Conversaciones Improbables, esperamos que te sientas a gusto.

Joaquín Araujo, el hombre de las mil profesiones ¿Con cuál de todas te quedas?

Se trata de las ramas de un solo árbol, o de los árboles de un solo bosque. La multiplicidad es el mejor invento de la historia de la vida y me asiste una descomunal fortuna al haber quedado contagiado por la misma. No menos suerte he tenido al vivir como cualquier campesino de otros tiempos y en una considerable soledad. Es más me aterra que alguien haga por mi cualquier cosa. Por eso he conseguido desempeñar buena parte de los oficios de la Cultura Rural y todos los relacionados con el cine y el mundo editorial. Suerte, insisto. Me parece tropezón y hasta caída cualquiera de las formas del especialismo, al que tanto empeño ha puesto nuestra civilización.
Aunque acepto que las rutinas permiten cierto perfeccionismo prefiero decir que no me he aburrido ni un solo segundo de mi vida. Siempre he tenido decenas de tareas pendientes en todos los campos y hasta ganas de hacerlas.
En cualquier caso prefiero lo que supone vivir cerca de las fuentes, al aire libre y con la triple condición, la más constante en mi vida, de emboscado campesino que escribe y planta árboles.

Foto: Twitter

¿Qué objetivo persigue y promueve uno de los mayores naturalistas de España?

Vivir sin dañar a nada ni a nadie. Disfrutar del enorme espectáculo de la vida y además de contarlo, procurar que no se cierre el teatro por falta de actores y espectadores.
No he conseguido separar jamás mi pasión pasiva, contemplar, de la acción directa y comprometida, es decir contar lo visto, escuchado y aprendido… por cierto a través de todos los formatos posibles. Sin eludir, nada menos que desde hace 47 años, un compromiso directo en defensa de la continuidad de la vida, la no violencia, la cultura rural y la cultura convencional.

Espero que no le moleste, pero salvando las distancias, alguno puede llegar a pensar que es el Félix Rodríguez de la Fuente actual. ¿Qué opina?

En absoluto. He puesto todo mi empeño en no parecerme en nada a la persona con la que tuve el privilegio de trabajar durante los últimos seis años de su vida y asumir el compromiso de terminar la totalidad de su obra. Sin negar los aportes que hizo a la causa conservacionista, no compartí nunca, ni estilo, ni valores convencionales, ni muchas de sus formas de interpretar a la sociedad y la Natura.  Incluso renuncié a presentar personalmente mis series de TV para distanciarme de la figura de FRF.
Pocos lo han entendido y menos, claro, valorado.

Últimamente tengo una cosa en la cabeza. Rural y natural ¿Qué diferencia y une ambos mundos?

A la cultura rural le ha caído encima una de las peores desgracias. La mayoría de los agricultores y ganaderos actuales se han convertido, casi siempre involuntariamente, en todo lo contrario de lo que deberían ser si quisieran hacer honor a esa cultura extinguiéndose. De hecho son uno de los agentes que más daño están haciendo a la Natura en su conjunto y la multiplicidad vital en particular. Se puede afirmar que quedan muy lejos y hasta enfrentados los dos colectivos. Con esta excepción.
Los que cuidamos mucho más que cualquier otra cosa – como sería producir o explotar – la tierra sí tenemos muchas afinidades con los naturalistas convencionales.
Algunos, incluso, tenemos la inmensa suerte de no concebir la vida sin cultivar, cuidar de ganados y plantar árboles, del observar, estudiar, admirar y defender la Natura.
Un gran paso sería convencer a la mayoría de los que trabajan en el sector primario de que han olvidado precisamente que su primera materia prima es la vivacidad de los campos.

Tiene unas cifras de vértigo en cuanto a libros, artículos, conferencias… ¿Qué no ha realizado todavía que le gustaría hacer?

Aunque yo mismo me asombro ante mi curriculum apenas estoy empezando. Sí, ya se, que puede parecer y parece una ironía. Pero me queda por hacer mi mejor … de todo. Es decir libro, película, exposición, conferencia, huerta, pared, plantación, etc. En cualquier caso no me gustaría despedirme sin un último documental, un libro que recoja lo mejor de mi obra poética, que está sin publicar.
Y, por supuesto, seguiré plantando un árbol por cada día que viva.

 

Hace poco leí que gran porcentaje de los niños, no son capaces de identificar un gorrión. Tiene dos lecturas y ninguna buena. Cada vez hay menos gorriones o cada vez los niños conocen menos la naturaleza. ¿Qué podemos hacer al respecto?

Algo muy concreto, entre otras muchas centenares de iniciativas. Debería existir una docencia permanente sobre la vida, o mejor sobre la VIVACIDAD, así con mayúsculas. Acaso en forma de asignatura no convencional que enseñe como es el paisaje, como funciona la vida y qué necesita. Pero esto debería extenderse a lo largo y lo ancho de todos los niveles de la enseñanza y todas las disciplinas. Desde párvulos a postgrado.
Ni que decir tiene que habría que incrementar centenares de veces la presencia de lo natural en los medios de comunicación.

Cabañeros es el único parque nacional donde está permitido cazar, ¿Qué opinas al respecto? ¿Crees que se debería cazar en parques nacionales y/o naturales?

Sigue pendiente una generosa rectificación en todo lo relacionado con la caza. Desde luego que no se debe cazar en Parque Nacional alguno y con modelos mucho más sostenibles en los parques naturales.

En lo que va de año han muerto dos linces y otros dos en los últimos dos meses de 2016. A pesar de los esfuerzos de cría en cautividad del lince y del dinero invertido parece que no se consiguen disminuir o hacer desaparecer las principales amenazas de la especie. ¿Qué medidas crees que se deberían tomar? ¿Crees que hay esperanza para nuestros grandes carnívoros?

Debería ir mejor todo lo relacionado con los linces. Ha sido descomunal el esfuerzo y el dinero invertido en salvar a la especie. Por cierto, ha mejorado mucho y ya hay cerca de 500 linces en libertad. Pero los atropellos siguen causando demasiadas bajas. Esto, de momento, solo se puede arreglar con la consolidación de poblaciones en los lugares menos transitados. Algo que implica la recuperación de las poblaciones de conejo, sin las que no hay porvenir decente para los felinos.

Texto de J.Araujo (Foto Twitter)

Toda la vida salvaje, sin excepciones, tiene serios problemas de supervivencia. Junto con el cambio climático la caída de casi todas las especies de vertebrados resulta trágica. Recordemos que en los últimos cuarenta años hemos perdido el 56 % de los grandes animales del planeta.
Para que no desaparezcan por completo hay que cambiar buena parte de las actuaciones en todos los campos. Incluso los más alejados del paisaje o abstractos. La destrucción, por ejemplo, empieza cuando se considera que los humanos tenemos derecho a ponerla en marcha.

 

En estos últimos años parece que la brecha cazadores-ecologistas es más grande, o al menos más visible y pública ¿Cómo crees que se debería afrontar este conflicto?

La línea divisoria es la muerte. Ellos matan para divertirse y nosotros no solo no matamos sino que sufrimos mucho con sus actuaciones y tantas otras del resto de los sectores. En cualquier caso abogo por un mucho mayor entendimiento entre naturalistas y cazadores. A todos nos interesa un ambiente mucho más sano de lo que tenemos. Debería haber una alianza estratégica contra los pesticidas, la deforestación y, entre otros muchos frentes, contra el calentamiento global. Incluso para la conservación de especies tan emblemáticas como la tórtola común, la codorniz o la perdiz roja salvaje coincidimos.

Como sociedad ¿En qué punto deberíamos centrar los esfuerzos?

Ahora mismo lo más urgente es frenar las emisiones de CO2. Nada sucede más amenazador que el cambio climático. Erradicar el modelo energético debería ser el primer empeño de la sociedad y de sus dirigentes políticos y económicos.
También necesitamos lo antes posible frenar la hecatombe de diversidad biológica y restaurar las arboledas que no solo pierden 24 millones de árboles al día sino que también padecen cada vez más enfermedades.
Recordemos que el árbol es la mejor medicina contra el calentamiento pero también su primera víctima.

Gracias por estar hoy entre nosotros y enseñarnos a amar un poco más la naturaleza


Joaquín Araujo: Web, Wikipedia, Twitter, Casa del Libro

Otras Conversaciones Improbables: Listado

Al Filo de lo Improbable: Facebook, Twitter, Youtube, Flickr, Email, Wikiloc, RSS, Ibilbideak

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Experiencias narradas, relatos vividos
A %d blogueros les gusta esto: