Al filo de lo Improbable

Experiencias narradas, relatos vividos

Conversaciones Improbables: Jose Antonio Oteo (Hablemos de Garrapatas)

| 2 Comentarios

conv_improbables_2

Esta vez en la sección de Conversaciones Improbables tenemos un tema que me está preocupando últimamente bastante, debido a diversas noticias en los medios de comunicación. Estoy hablando de las garrapatas y las consecuencias de sus picaduras…

Para entender un poco más sobre el tema entrevistamos a Jose Antonio Oteo, con una gran trayectoria en el ámbito de la medicina, actualmente jefe del área de Gestión clínica de Enfermedades Infecciosas en el Hospital de San Pedro de La Rioja y Director del Laboratorio de Patógenos Especiales del Centro de Investigación Biomédica de La Rioja (CIBIR).

5 Imprescindibles
  • Lugar: Haro (La Rioja)
  • Película: El jovencito Frankestein
  • Libro: Ratas, piojos y historia
  • Alguien: The Beatles
  • Montaña: Sierra Cebollera

Antes de nada, gracias por estar aquí.

Los montañeros frecuentamos las zonas con ganado en muchas ocasiones para llegar a nuestro objetivo. Y las garrapatas son un enemigo silencioso que muchos de nosotros no tenemos en cuenta hasta que nos toca. Pero últimamente estamos viendo una serie de noticias que están levantando la alerta.

¿Nos alertamos demasiado por estos casos, o aun deberíamos estar más alerta?

Las picaduras de garrapatas son muy frecuentes y en la mayoría de las ocasiones no nos va a suceder nada. Como mucho nos va a salir una pápula (granito) en la zona de la picadura que puede ser más o menos pruriginosa y se va a autolimitar en días o pocas semanas. Solo en un pequeño porcentaje de los casos, y en función del tipo de garrapata que nos pique y de la zona geográfica en la que se produzca tenemos el riesgo de que haya complicaciones.

El problema es que todos los días se producen múltiples picaduras de garrapatas y alguna termina complicándose. Además, gracias a la observación y al desarrollo de nuevas técnicas de estudio microbiológico, el espectro de las enfermedades transmitidas por garrapatas se ha ampliado, y ahora el número de afecciones que provoca es muy amplio.

garrapatas

¿Qué síntomas genera una picadura de garrapata si no la quitamos a tiempo?

Los signos y síntomas que puede provocar una picadura de garrapata son muy variados. Depende del tipo de microorganismo o toxina que nos inoculen. Las garrapatas necesitan chupar sangre para vivir y desarrollar su ciclo de vida. Durante este proceso, que puede durar hasta 1 semana o más, nos pueden inocular diferentes agentes infecciosos, neurotoxinas o podemos sufrir una reacción alérgica a alguno de los componentes que están presentes en su saliva.

En dependencia del agente infeccioso que nos inoculen, los signos y los síntomas pueden variar. Hay que poner especial interés en los signos cutáneos como el desarrollo de una mancha rojiza que va aumentando de tamaño por los bordes y aclarando en el centro en el lugar de la picadura. Esta lesión es típica del comienzo de la enfermedad de Lyme. Su reconocimiento nos puede evitar complicaciones graves como el desarrollo de meningitis, inflamación de los nervios periféricos, y otras desagradables manifestaciones.

Una afección muy frecuente en toda España es el denominado DEBONEL/TIBOLA. En esta ocasión una garrapata (Dermacentor marginatus) nos pica habitualmente en el cuero cabelludo donde desarrollamos en pocos días una zona de tejido muerto (escara) rodeada de una halo eritematoso y ganglios dolorosos en el cuello. Es una afección muy molesta.

En otras ocasiones al cabo de unos días de haber sido picado por garrapatas comenzamos con fiebre (con o sin pequeñas manchas en la piel). Esto es típico, en nuestro medio, de las rickettsiosis (fiebre botonosa o exantemática mediterránea y afines), pero también lo pueden provocar otras bacterias como Anaplasma phagocytophilum, o virus como el temible y ahora famoso virus de la fiebre hemorrágica de Crimea-Congo, o protozoos como las babesias.

¿Cuál es el método para extraer una garrapata a tiempo?

Lo ideal es buscar estos artrópodos tras las salidas al campo. En dependencia del tipo y estadio de la garrapata que nos pique puede ser más o menos fácil observar una garrapata anclada a la piel. También nos pueden picar en zonas no accesibles a la vista propia. Hay que tener en cuenta que las picaduras de las garrapatas son indoloras, y que pueden tener muy poco tamaño si han transcurrido pocas horas y no han chupado sangre. Por eso hay que hacer una revisión minuciosa tras las salidas al campo.

A veces observamos como un pequeño lunar, y no es otra cosa que una garrapata.  Llegados a este punto, lo que tenemos que hacer es extraer la garrapata lo antes posible. Nunca se deben extraer manualmente o manipularlas. Tampoco se deben impregnar en aceite o gasolina, laca, …/ Se deben extraer con pinzas de borde romo (plano) introduciendo las pinzas entre la cabeza anclada de la garrapata y  la piel. Se hace una tracción firme en ángulo recto y el artrópodo sale sin dificultad.

¿Hay algún remedio para evitar las picaduras de garrapata?

No hay un método eficaz al 100%. Las garrapatas se encuentran esperando a que pasen sus víctimas en la hierba o pequeños arbustos. Así, deberíamos evitar salirnos de los senderos o tumbarnos en la hierba o andar por zonas en las que ésta esté alta.

Lo ideal es no dejar zonas de piel expuestas a las garrapatas, llevando pantalón largo introducido dentro de los calcetines o botas, manga larga y gorro cuando paseamos o desarrollamos actividades en zonas en las que sabemos que hay garrapatas. La ropa oscura atrae menos a las garrapatas, aunque si llevamos ropa clara las podemos ver, en ocasiones, andando por la ropa y podemos retirarlas. El uso de repelentes puede ser de utilidad teniendo en cuenta su corta acción y que su uso puede ser tóxico si lo utilizamos directamente sobre la piel (sobre todo en niños). Se puede impregnar y lavar la ropa con  permitrina (fórmula magistral en farmacias), aunque no hay buenos estudios que hayan demostrado su eficacia.

¿Qué posibilidades hay de que una picadura de garrapata nos infecte con alguna enfermedad?

Las posibilidades son muy pequeñas, pero no despreciables. Esto va a depender del tipo de garrapata que nos pique; de si esta garrapata está infectada o es portadora de toxinas; del tiempo que la garrapata se haya estado alimentando sobre la persona; y de si esta persona es susceptible a la infección. No todas las personas son susceptibles.

¿El caso de la enfermedad de Crimea-Congo por picadura de Garrapata es un caso aislado?

De momento si. Sabemos que el virus está circulando desde 2010 a muy bajo nivel. Además la garrapata que lo transmite es una garrapata, que aunque pica a las personas, lo hace en muy pocas ocasiones si lo comparamos con la garrapata de la enfermedad de Lyme o de rickettsiosis como el DEBONEL o la fiebre botonosa. El problema es que es una infección terrible que puede conducir a la muerte y contagiar a otras personas.

En términos generales ¿hay alguna manera de minimizar que las garrapatas transporten enfermedades?

Es una pregunta muy difícil de contestar. A pequeña escala, podríamos intervenir. Es decir, si una persona tiene una casa en el monte, tiene niños pequeños y quiere disminuir riesgos, puede actuar cortando la hierba corta, desparasitando a los animales de compañía o domésticos, actuando sobre los roedores (actúan como reservorios de algunas enfermedades) de los alrededores de la casa. A gran escala, es una lucha perdida. Solo el desarrollo de una cultura sobre la exposición y manejo de las picaduras nos puede ayudar.

 

¿En qué zonas de España tenemos más posibilidades de encontrarnos con garrapatas?

Las garrapatas están en toda España. Lo que puede variar es la densidad del tipo de garrapatas. Por ejemplo, la garrapata de la enfermedad de Lyme es mucho frecuente en el norte de España, y la de la fiebre hemorrágica de Crimea-Congo está menos representada en este medio, aunque no totalmente ausente.

 

Y para acabar ¿Alguna pregunta que nunca le hayan hecho sobre este tema? ¿Y cuál sería su respuesta?

Siempre acabo diciendo lo mismo. No debemos renunciar a salir al campo, ni demonizar a los animales. Hay que desarrollar una cultura. No hay enfermedad que se contagie de forma más peligrosa y rápida, que el miedo. Contra este hecho: generar conocimiento y sobre todo información.

 

Gracias por tu disponibilidad y por haber tratado este tema tan importante y en el que tan poco pensamos. Ahora ya sabemos un poco más. Un placer haber realizado esta Conversación Improbable contigo.


Caso Avila: Norte de Castilla

Jose Antonio Oteo: CIBIR

Conversaciones Improbables: Virginia Carracedo, Mendikat, Mugibili, 365 Montaña Palentina, Alejandro Lopez, Lobo (Nel Cañedo, Pastor), Lobo (Juan Angel de la Torre, ASCEL), Felipe Gonzalez (SEO-Birdlife)

Al Filo de lo Improbable: Facebook, Twitter, Youtube, Flickr, Email, Wikiloc, RSS, Ibilbideak

2 Comentarios

  1. Buenas noches, mí pregunta a esa enfermedad, en una de las fotos, parece q el cuerpo de la garrapata está adentrándose a la piel de la persona, como que la absorbe. Eso sucede y forma la mancha negra q parece costra?

    • Buenas Muriel,

      Siento no poder responderte, no controlamos del tema, por eso entrevistamos a Jose Antonio. Te recomiendo intentar ponerte en contacto con él por email. Lo tienes en los enlaces del final del artículo, en su ficha profesional.

      Saludos

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Experiencias narradas, relatos vividos
A %d blogueros les gusta esto: