Al filo de lo Improbable

Experiencias narradas, relatos vividos

Reflexiones sobre #ElCaminodeloImprobable

| 0 Comentarios

No se como comenzar estas lineas. Ahora mismo debería estar de camino a Santiago, el pasado miércoles salí de casa con el objetivo de llegar a Pancorbo (si, una burrada pero necesaria ya que no hay Albergues entre Vitoria y Pancorbo aunque es una vía oficial del camino). Ahora con las ideas más claras y en frío puedo decir algo coherente, ya que estos días han sido un caos mental.

LO OCURRIDO

Dicen que siempre se aprende más cuando fracasas que cuando ganas, yo en este caso no se qué decir porque ha sido todo muy rápido. A continuación os resumo el día:

El día comenzó muy bien, con muchas fuerzas, buen ritmo y sobrado de ánimo, estaba realizando uno de los retos personales que tanto había aplazado. Poco a poco se fueron minando las fuerzas y el ánimo pero quedaba día por delante, hasta que de pronto pasando el cruce de Bugedo (a unos 10 Km del final de etapa), sentí una sensación que hacia mucho tiempo que no recordaba.

Una sensación que no traía buenas noticias, sentía la rodilla entumecida, hinchada, pero no dolía. Si llegaba a Pancorbo en esas condiciones y descansaba seguramente podría seguir al día siguiente. Pero no fue así, la rodilla fue a peor con cada paso que daba, hasta el momento que dar un paso hacia el final de la etapa suponía saber que llegaba al final de la ruta.

Sabia que en cuanto acabase aquella etapa, no podría seguir, la rodilla no estaba bien y seria una imprudencia seguir adelante. Por lo que decidí llamar para que me recogiesen.

CONCLUSIONES

Pueden ser muchas cosas las que pasaron:

  • La rodilla estaba mal y era el momento en el que tenia que pasar.
  • El sobreesfuerzo que realicé fue el causante.
  • No estaba preparado.
  • Hubo un mal planteamiento de la ruta.

Después de darle muchas vueltas, creo que realizar esos más de 50 km. en un solo día fue algo que no tuvo que influir para bien en el resultado, pero creo que (como podéis haber visto en este blog) estoy preparado físicamente para realizar ese esfuerzo, ya que aunque no camino tanta distancia normalmente si que puedo llegar a caminar la mitad fácilmente por la montaña.

En cuanto a la etapa, como he dicho anteriormente actualmente no hay (y menos en estas fechas invernales) un albergue antes de Pancorbo por la ruta que realicé, se está construyendo en Miranda de Ebro este año 2015 uno, pero todavía no está operativo. Esa podría haber sido una solución pero no fue así.

Solo me queda pensar que la rodilla estaba mal, y que hace mucho tiempo que no me daba un problema así, pero que tocaba y eso no tiene solución. Aunque sigo meditando en porque en ese momento. Después de haber hecho bastante montaña, incluso machacando las rodillas como las he machacado, ha salido ahora, llaneando por terreno fácil.

 

FUTURO

¿Que si volveré a retomar este proyecto? No lo descarto, pero ahora no pienso en ello, no quiero obsesionarme con esto. Además he comprobado que en la montaña no sufro tanto, por lo que aparcaré este proyecto en pos de otros que ya iréis viendo en este blog.

Ahora toca recuperarse y volver al lío.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Experiencias narradas, relatos vividos
A %d blogueros les gusta esto: